Con 20 votos a favor se aprobó en segundo debate el miércoles, 20 de diciembre del 2017, la ordenanza de aprobación del Plano del valor de la tierra de los predios urbanos y rurales del Distrito 2018-2019. Con esta aprobación, 920 000 predios, entre urbanos y rurales se actualizaron. Durante la sesión, que arrancó a las 12:30, los concejales puntualizaron ocho observaciones al texto, relacionadas con la situación especial del Centro Histórico, de Ciudad Bicentenario, y de los locales comerciales de los Centros Comerciales del Ahorro.
.
En esos casos, dijeron, hace falta un tratamiento especial tomando en cuenta sus particularidades. Además, se acordó incorporar un cuadro con el mapa de riesgos en la Ordenanza y se planeó la necesidad del perfeccionamiento del sistema informático de catastros y su adecuación a lo que manda la Norma Técnica Nacional. Asimismo, la posibilidad de que el ciudadano pueda solicitar una revalorización de su bien, si así lo considerara.
.
Francisco Pachano, director Metropolitano de Catastro, explicó que el objetivo es que poco a poco se equiparen tanto el valor catastral como el comercial de una propiedad. Según Pachana, con la aprobación de esta ordenanza, la valoración de la ciudad pasó de USD 73 000 millones a USD 108 000 millones, lo que refleja un incremento del 39%. Según Pachano, hay varios factores que inciden en el alza, por ejemplo, el permiso de edificabilidad. Mientras más pisos se pueda construir, el alza es mayor. Asimismo, aquellos predios que antes eran considerados agrícolas y ya cuentan con construcciones. Los predios que tienen más frente de vía, también tienen mayor valor.
.
El Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad) dispone que los municipios deben actualizar cada dos años la valoración de propiedades urbanas y rurales. El nuevo valor es más cercano a la realidad, señaló Panchano, y aseguró que toda la ciudad se beneficia con esta normativa. “Eso influye en el presupuesto de la ciudad. Porque, por ejemplo, al momento de solicitar un crédito, el valor de respaldo es mayor, y mejora”.
.
Estos nuevos valores servirán de base para el cálculo del impuesto para el año entrante. Justamente, a renglón seguido, el Concejo trató Propuesta de Ordenanza para el cobro del impuesto predial para el 2018 y 2019. Ese análisis generó cuestionamientos al interior del Concejo Metropolitano. Santiago Betancourt, director tributario del Distrito Metropolitano, expuso el proyecto de Ordenanza y dijo que el 76,26% de los predios tendrían un incremento.
.
Es decir, 713 111 predios, lo que generaría USD 41 317 063. Mientras que el 12,38% de los predios tendrían una reducción en el impuesto predial, es decir 115 806 predios. Allí se recaudaría USD 11 822 148. Aplicando las nuevas tarifas, el impuesto para el 2018 superaría los USD 102 millones. Mientras que en el 2017 fue de un poco más de 70 millones. Es decir, tendría un aumento de USD 31,6 millones. El debate giró en torno a aquellos predios que pagarán menos. La normativa plantea que se reduzca la tarifa para que el impacto no se tan alto, tomando en cuenta la revalorización catastral que se aprobó minutos atrás. Carlos Páez (AP) apuntó que el disminuir el impuesto para ese 12% significa que se debe quitar recursos para la obra pública.
.
El bajar el impuesto, dijo, no contribuye a la igualdad y va en contra de una cultura de pago de impuestos. Por lo que planteó la posibilidad de crear una disposición que diga que nadie deberá pagar menos de lo que pagó el año pasado, excepto, aclaró, cuando haya disminuido sus bienes. Con él coincidió la edil Daniela Chacón (independiente), quien manifestó su preocupación de que reduzca la capacidad de fortalecer los ingresos propios del Municipio. El proyecto de Ordenanza, además, propone que las viviendas de interés social, de hasta USD 45 000, o de interés público, de hasta 70 000. El viernes se llevará a cabo el segundo debate de esta normativa.
.
Anuncios